El Índice de Estado de Derecho (IED) es una herramienta de evaluación cuantitativa sobre el grado en que los países del mundo se adhieren al Estado de derecho. Para tal fin, se define el Estado de derecho como un sistema en el que se cumplen los siguientes principios universales:

1. El gobierno y sus oficiales y agentes, junto con los individuos y las entidades privadas deben rendir cuentas ante la ley.

2. Las leyes deben ser claras, publicitadas, estables, justas y aplicadas uniformemente; además deben proteger los derechos fundamentales, incluyendo la seguridad de las personas y los derechos de propiedad.

3. El proceso bajo el cual las leyes son promulgadas, administradas y aplicadas debe ser accesible, justo y eficiente.

4. La justicia ha de ser implementada a tiempo por representantes neutrales, competentes, éticos e independientes, que sean suficiente en número, tengan los recursos adecuados y reflejen la composición de las comunidades a las que sirven. El Índice es calculado por una organización independiente y multidisciplinaria llamada World Justice Project (WJP), la cual busca incrementar la conciencia del público sobre la importancia del Estado de derecho, y estimular reformas políticas y programas prácticos a nivel comunitario. La primera publicación del IED se realizó en el 2011, y a partir de ese año se han publicado tres más, uno en el 2012, uno en el 2014 y el más reciente, en junio del 2015. No obstante, Costa Rica se incluyó por primera vez en el Índice del 2015 (en adelante IED 2015), donde se ubicó en la posición número 25 del mundo entre 102 países y en la segunda entre los 17 países latinoamericanos considerados. 

Autores: Fernanda Chacón y Pablo Sauma