El Foro Económico Mundial define competitividad como “el conjunto de instituciones, políticas y factores que determinan el nivel de productividad de un país”. Asimismo, la organización afirma que el nivel de productividad establece el estado de prosperidad que puede ser alcanzado por una economía y, que a su vez, es en sí mismo un determinante fundamental en las tasas de crecimiento. De tal forma, el concepto de competitividad involucra dos componentes básicos:

i. El componente estático bajo el cual la productividad de un país determina su habilidad para sostener un alto nivel de ingreso.

ii. El componente dinámico bajo el cual la productividad funciona como un determinante del rendimiento sobre la inversión, ya que es uno de los principales factores que explica el potencial de crecimiento de una economía.

El Índice de Competitividad Global (ICG) mide los fundamentos microeconómicos y macroeconómicos de la competitividad nacional. El ICG se publica anualmente desde el 2005 en el Reporte de Competitividad Global, realizado por el Foro Económico Mundial.

Autora: Fernanda Chacón