Un país verde

La imagen de ser una población que respeta a cada especie y que protege los recursos naturales, está institucionalizada desde el inicio de la II República en la Carta Magna, en su artículo 50. Allí se recalca la responsabilidad que tiene cada persona por mantener su medio lo más intacto posible y vigilar que quien no lo haga, aunque sea el mismo Estado, enmiende los efectos negativos que haya ocasionado.

Existen múltiples proyectos, programas y organizaciones que se dedican a cuidar el medio ambientes, pero ¿cuántos de ellos se ocupan de la calidad del oxígeno, las emisiones de carbono y de gases con efecto invernadero? Se sabe de 2 de ellos de carácter estatal: el Plan de Descarbonización y el Plan de Carbono Neutralidad 2.0

El entorno natural costarricense en números 

Costa Rica es un país cuyo territorio de 51100 kilómetros cuadrados se divide en 7 provincias, 82 cantones y 485 distritos. 3 de sus provincias son costeras, 2 en el Pacífico y 1 en el Caribe. 1216 kilómetros de costa de los cuales poco menos de un cuarto son de litoral en el Caribe. Es un país que a nivel mundial es reconocido por su gran biodiversidad, tiene puntos clave para el tránsito, alimentación y reproducción de animales (de Melo, 2015, párr. 2). El número de habitantes es de 5 003 402, concentrando población en el Gran Área Metropolitana (que incluye las 4 provincias centrales) y concentrando allí también la contaminación, incluyendo contaminación del aire con gases de efecto invernadero (GEI) y emisiones de CO2.

¿Cómo se relacionan la huella ecológica y la naturaleza costarricense?

La naturaleza costarricense, los recursos que se extraen de ella como materia prima y los recursos que se generan a partir de ella por medio del turismo, constituye gran parte del sostén económico nacional. ¿Pero cómo saber qué acciones tomar y bajo cuáles criterios para conservarla? La historia demuestra que lo que debe hacerse, es trabajar coordinadamente y en orden para que las medidas a mediano y largo plazo, como ser un país verde y con carbono neutralidad, funcionen.

La relación directa entre la naturaleza costarricense y este cálculo es que se habla “sobre la necesidad de una política de Estado no sólo para la carbono neutralidad sino para todo el cambio climático. Y para que funcione, ha de hacerse en coordinación entre más actores privados y diferentes instituciones públicas, no solo desde el Ministerio de Ambiente y Energía con sus unidades.

Así que, comenzando con el orden, lo primero que debe determinarse para mantener la naturaleza costarricense sana y para saber cómo hacerlo según la especificidad del tipo de ecosistema, es calcular la huella ecológica. De hecho, así se reconoció en la administración Chinchilla Miranda y “el gobierno ha definido en la norma […] el procedimiento para alcanzar el carbono neutralidad: 1. Medir la huella, 2. Reducir emisiones, 3. Compensar las emisiones restantes.” (Granados, 2013, p. 4)

Metodología

La base a utilizar es la medición oficial internacional de Global Footprint Network, pero con datos, estadísticas e información más actualizada, propia de las instituciones autónomas y ministerios de gobierno. De manera tal que se pueda contrastar la medición que se realiza desde la instancia internacional, con la que se va a realizar desde el Observatorio del Desarrollo a partir de una reconstrucción para los años 2018 y 2019.

El cálculo oficial consiste en rastrear el uso de seis categorías de áreas de la superficie productivas, dicho cálculo se basa en estimar la superficie necesaria para satisfacer los consumos asociados a las seis categorías mencionadas. Visualizándolo de manera tal que la Huella Ecológica represente la demanda de recursos naturales por parte de un individuo o población (GFN, 2018). Las seis categorías de áreas de la superficie productivas son: Tierras de cultivo, Tierras de pastoreo, Zonas de pesca, Tierras urbanizadas, Áreas forestales y demanda de carbono.

Objetivos y tareas del recálculo

  • Calcular el indicador internacional de huella ecológica con datos país
  • Elaborar un diagnóstico de la información estadística necesaria
  • Identificar todas las variables necesarias con su fuente de datos oficial nacional
  • Diseñar la línea base para el cálculo del indicador
  • Realizar talleres para la validación de resultados
  • Elaborar el informe final sustantivo con los resultados
  • Diseñar un visor de datos con los resultados

Bibliografía

De Melo, M. (2015). Costa Rica: entre mito y realidad. América Latina en movimiento. Disponible en: https://www.alainet.org/es/articulo/171123

Global Footprint Network. (2018). Data and Methodology. Disponible en: https://www.footprintnetwork.org/resources/data/

Granados, A. (2013). Carbono neutralidad: avances y desafíos de cara al año 2021. Programa Estado de la Nación. Disponible en: http://www.estadonacion.or.cr/files/biblioteca_virtual/019/granados_2013.pdf